El centro de datos camina hacia su transformación

El centro de datos se encuentra en permanente cambio. La migración hacia la nube hace que los data centers que se encuentran en las instalaciones de las propias empresas hayan reducido su presencia en las mismas pero, sin ellos, la nube y todo lo que ésta conlleva, no sería posible.

 

El modelo tradicional, poco a poco va dejando paso a otras fórmulas de centro de datos. Ya no se ven tantos data centers basados en silos entre otros motivos porque supone unos importantes sobrecostes, una gestión más difícil, una escalabilidad limitada y por supuesto unos consumos de electricidad que las organizaciones no pueden permitirse. Tal y como señala Roberto Moral, Director de Arquitecturas de Cisco, “el data center ya no es un lugar fijo y estático. Existe donde se crean, procesan y utilizan los datos y las aplicaciones: en ubicaciones múltiples, locales o remotas. Esto no significa que el data center desparezca, sino que se está expandiendo”.

 

Las empresas de todos los tamaños buscan desarrollar aplicaciones de próxima generación, crear conocimientos procesables a partir de sus datos e impulsar el crecimiento del negocio. Pero, por otro lado, también se están enfrentando a otros problemas como por ejemplo, la falta de conocimientos de TI, la reducción de presupuestos o la falta de flexibilidad para elegir la base tecnológica que mejor se adapte a sus necesidades específicas. A fin de cuentas, no quieren gastar sus recursos en la gestión de sus infraestructuras, ya sea en el extremo, en el centro de datos o en la nube. En este sentido, Galo Montes, Director de Tecnología y Preventa de HPE cree que la clave en la evolución de los centros de datos radica en que Las aplicaciones y los datos que crean y gestionan nuestras empresas viven en todas partes, en nubes públicas y privadas, dentro y fuera de las instalaciones y, cada vez más, en el extremo, lo que crea complejidad. HPE cree que la empresa del futuro necesitará estar centrada en el extremo, habilitada para la nube y dirigida por los datos para convertir todos esos datos en acción y valor para crear nuevas experiencias. Nuestros clientes necesitarán soluciones que optimicen la carga de trabajo y se entreguen como un servicio, totalmente gestionado por ellos, en un modelo de pago por uso o mediante suscripción. Por ello, HPE ha trabajado en las tecnologías, con sus partners, así como con los servicios y modelos financieros adecuados para ayudar a nuestros clientes a prosperar en sus negocios, desde cualquier punto hasta cualquier nube”.

 

Covid-19 como ejemplo

 

La importancia que han jugado los centros de datos se ha podido ver desde que se inició la pandemia provocada por Covid-19. Durante este tiempo, son muchas las empresas que han podido seguir con su labor gracias a la tecnología. Evidentemente, las redes de comunicaciones han jugado el papel más importante, pero sin los centros de datos, el trabajo a distancia y el aprovechamiento de cloud tampoco habría sido posible. El papel de los proveedores ha sido fundamental. Un ejemplo de ello es Arsys. Tal y como afirma Arsys Olof Sandstrom, director de operaciones de la compañía, “el coronavirus ha pillado al mundo por sorpresa y Cloud Computing se convirtió en uno de los salvavidas de la pandemia. Nuestros Centros de Datos han sido capaces de soportar cargas y demandas muy exigentes, con picos de tráfico altísimos en determinados momentos: desde el tsunami del teletrabajo forzado al aumento exponencial de la demanda en los hogares (videojuegos, cine, series, clases online, videollamadas…) Pero quizás lo más importante es que han servido para garantizar la continuidad de muchos negocios demostrando una gran resiliencia, flexibilidad y capacidad de adaptación a lo inesperado, a cargas o picos de tráfico sostenidos y a las nuevas necesidades surgidas de la pandemia”.

 

No sólo los centros de datos se han comportado de forma excepcional. La pandemia también ha supuesto un impulso en la transformación de ese data center que comentábamos al principio. Y es que, son muchas las organizaciones que, teniendo un centro de datos propios han empezado a apostar por la externalización del mismo. En este aspecto, Robert Assink, director general de Interxion afirma que “la pandemia ha impulsado la transformación digital en muchas empresas, lo que ha hecho que compañías con centros de datos propios hayan optado por externalizar su infraestructura IT y alojarla en centros especializados, con más opciones para crecer e interconectarse con proveedores telco, nubes públicas o proveedores de servicios gestionados”. Lo mismo opinan en Lenovo. En este caso, Rafael Herranz, director general de la división Data Center de la multinacional afirma que “la crisis del coronavirus ha hecho patente el papel clave del centro de datos en todas las organizaciones, incluyendo las soluciones de virtualización de escritorio y aplicaciones virtuales. La disponibilidad de las actividades del negocio de cientos de organizaciones, junto con la administración y gestión de la ingesta de datos durante este tiempo de pandemia, ha sido determinante para que, aquellas empresas que aún no tenían claro un plan de transformación digital, se dieran cuenta que no hay marcha atrás, el activo más crítico es y seguirá siendo el dato, por lo que su disponibilidad para la acertada toma de decisiones traerá consigo contar con una infraestructura de IT segura y eficiente”.

Deja un comentario

×

Hola!

Bienvenido a nuestro whatsapp corporativo de Tecnología Informática, si tiene alguna duda o inquietud contáctenos a través de uno de nuestros funcionarios en linea.

×